La conexión con la naturaleza se vive con los 5 sentidos, con nuestras emociones, con la apreciación de la belleza, con la celebración del significado y con compasión y cuidados
Momento de descanso y conversación en los retiros de meditación y conexión con la naturaleza en la Casa Cueva La Luz, en Hontoria de Cerrato (Palencia, España)

Soluciones simples de «conexión con la naturaleza» como llave maestra para habitar el planeta

Ignacio Gallego Lerma

--

En esta realidad humana cada vez más compleja, es hermoso reconocer que lo más simple y natural es la llave para recuperar nuestra convivencia armoniosa en el planeta. Y esta llave o punto de apalancamiento es la conexión con la naturaleza.

Antes de enfocar a la solución, es importante sentir y enfocar al problema para reconocerlo. Y aquí es muy clarificador darse cuenta de que nuestra relación rota con la naturaleza esta íntimamente relacionada con las crisis ambientales, sociales y personales en las que estamos atrapados.

La «conexión con la naturaleza» es una construcción psicológica reconocida, que describe el sentido que tiene un individuo de su relación con el mundo natural

La relación fallida con la naturaleza que genera las 3 crisis sistémicas interrelacionadas

Podemos verlas como crisis, brechas, contracciones o separaciones, que generan traumas colectivos:

  1. En el fondo, la crisis ambiental surge de como vemos y sentimos la naturaleza: como un recurso que usar y controlar, y también como una amenaza de la que protegernos. Esta mirada nos separa de la naturaleza. La convertimos en un recurso y en un problema. Y esto nos lleva a temerla, explotarla y no cuidarla.
  2. También la crisis social está relacionada profundamente con nuestra separación con el cuerpo y la naturaleza. Es una extensión de la mirada anterior. No sentimos al otro como un legítimo otro natural. Más bien, lo percibimos como una potencial amenaza. Y así, queremos controlar al otro y tratar de usarlo en nuestro propio beneficio.
  3. Y finalmente descubrimos que la crisis personal y de salud mental es una extensión de esta separación con la naturaleza. Ya que la conexión con la naturaleza es una necesidad psicológica básica. Además, uno mismo es naturaleza, en cuerpo y mente. Y con frecuencia percibimos nuestro interior y nuestros propios cuerpos como amenazas, y con aspectos personales que controlar, usar y explotar.

No hay bienestar humano sin el

--

--

Ignacio Gallego Lerma

Conector y catalizador de cambios. Coordinador del Proyecto InterSer. Ingeniero de Montes, Terapeuta Corporal Integrativo y MBA.